martes, 16 de febrero de 2016

INTRO: Pronósticos del Mirlo


Hace unas semanas abrí esta bitácora en una emergencia. Impelido por la noticia de que José Rolando Rivero había ganado el Premio Nicolás Guillén, con su libro de poesía Bosques Fractales; quise celebrarlo y anunciar su dicha, que era la nuestra, desde un lugar que fuera mío y no de otro, un lugar donde los amigos y lectores pudieran asomarse y compartir «pronósticos», no solo de los días por venir, sino también de los recuerdos. 

Así arrancó, digamos que en fase de pruebas, este blog de Arlen Regueiro; donde compartiré cuanto pueda, o quiera, de la Poesía y la verdad de los libros, de la soledad y sus pronósticos, de la aventura que es nacer y vivir en este tiempo que nos ha tocado en suerte y desgracia; ambas cosas a la vez, pues como dice una amiga: en este mundo se sufre, pero se goza, y hay que vivir.

Instalados ya en el puerto, conectados a la red, vivos al menos por ahora, comienzo esta aventura como tiene que empezar... 

Enhorabuena lectores...





PRONÓSTICOS DEL MIRLO


Padre
recuerda que también has pronosticado el mirlo
has cosechado la ausencia
y yo no puedo más que elegir
acostumbrarme a ser la rosa de signo oscuro
o morir una extraña levedad de todo

Padre
puedes volver a las columnas
a los techos acendrados en la noche
por la fugaz penumbra de los adulterios

Padre
puedes partir seguro
jamás robaré tus cigarros
jamás beberé tu vino




MARGINALIA: En el otoño de 1987 mi padre regresó a casa. Debo reconocer que durante los siete años que estuvo separado de mi madre no me sentí frustrado por su ausencia, de alguna manera él siempre se mantuvo cerca y su imagen vital, como un referente determinante, sensitivo, a medida que aumentaba la distancia entre el suelo y mi cabeza. El regreso, en cambio, fue más traumático que su partida, de la cual ni me había dado cuenta. Por esos días nació este poema y por ello su título fue siempre una elección obligada para este blog: es mi poema más viejo (que se conserve) y el más publicado, también el que más seguidores tiene; uno de los pocos cuya (re)escritura abandoné pronto.

Leer mas...